domingo, 8 de octubre de 2017

Muñeca de porcelana - Reseña


"Muñeca de porcelana" -"China Doll" en su versión original- obra escrita en su momento por David Mamet para Al Pacino y ahora en España magníficamente interpretada por José Sacristán, nos adentra de forma descarnada y muy ácida en los entresijos del poder, en un mundo oscuro,  turbio  e inquietante de dinero, secretos, mentiras, influencias, traiciones... en el siempre opaco universo de la política (de quienes tras ella impulsan ciertas decisiones al amparo de las sombras) y de la corrupción.
Es esta una obra ágil, irónica, muy original en su estructura, articulada casi por completo en torno a una serie de conversaciones telefónicas a través de las cuales Sacristán despliega un abanico de estados emocionales con los que hace cobrar vida a su personaje y logra contagiar el ritmo y la tensión de la acción al espectador. Prácticamente un monólogo a pesar de la presencia constante sobre el escenario de un segundo actor -Javier Godino- con diálogos muy breves y cuyo papel sólo al final de la trama cobra cierta importancia.
 El tema que se aborda, sin embargo, es tan real que resulta también muy previsible y ni la evolución de los acontecimientos ni su desenlace final alcanzan realmente a sorprendernos.

Merece la pena, en cualquier caso, asistir a la interpretación impecable, poderosa y repleta de matices que de su personaje hace José Sacristán.

4 comentarios:

  1. José Sacristán es uno de mis actores veteranos preferidos junto al fallecido Fernando Fernán Gómez, así que seguro que la obra vale la pena de ver. A ver si la interpretan en Canarias, que nos tienen un poco olvidados en este aspecto.
    Bravo por la reseña Marta. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tara. Si tienes oportunidad sí que vale la pena. Sacristán está impresionante.

      Eliminar
  2. Me gusta este tipo de reseñas, Marta, desprovistas de datos técnicos y repletas de aspectos emocionales y prometiendo actuaciones de peso; me lo creo de Sacristán, es lo que realmente cuenta antes de que tengas oportunidad de ver la película, intentaré no perdérmela aunque sea un aficionado al cine que lleva años sin visitar una sala.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar