domingo, 30 de diciembre de 2018

El hombre que cabía en la palma de su mano. Francesc Barberá - Reseña

"...Se acurrucó entre sus dedos y apretó el puño con todas sus fuerzas"

"El hombre que cabía en la palma  de su mano" de Francesc Barberá, es una originalísima colección de relatos breves, tan breves que más que de microrrelatos habría que hablar en muchos casos de nanorrelatos.

Suicida
Se arrojó a su vacío interior

Discreción
El inmortal se llevó su secreto a la tumba

Insisten mucho los amantes del género en la importancia de que nunca un microrrelato pueda confundirse con un chiste, una ocurrencia, una anécdota o un aforismo. Por muy breve que sea la narración debe contener siempre una historia, un cuento que para completarse precisará del otro lado una lectura activa, inteligente y cómplice. Eso es exactamente lo que encontramos en este libro, una serie de pequeñas y muy variadas historias que, saltando de un género a otro, se mueven entre la ironía, el humor (negro casi siempre) la crítica social, la ternura, la fantasía... todas ellas construidas de un modo muy inteligente y muy cuidado. Logra siempre el autor encontrar la palabra exacta, juega con elipsis y silencios que obligan al lector a adivinar lo que sucede, sorprende con ingeniosísimos juegos de palabras y nos introduce poco a poco en un mundo propio y muy particular.

El Viaje
Tras varios años en coma, despertó el 1 de enero de 1967. Al preguntarle por el accidente, aseguró que se había distraído revisando el móvil.

Mundo interior
Una expedición de arqueólogos se adentró en mi garganta. Al llegar a los riñones encontraron diversos bloques de piedras. Aseguran que son los restos de una civilización antigua.

Muy medidos ritmo y estructura y muy acertados unos títulos que forman parte en realidad del relato y lo completan o, al contextualizarlo, ayudan al menos a entenderlo.

Desencuentro
Tras su visita a la Tierra, los alienígenas regresaron a su planeta cabizbajos. No habían encontrado rastro de vida inteligente.

Reset
Se apagan las últimas luces en la ciudades. Ya no queda un solo humano en el planeta. Frente a una hoguera celebramos nuestra victoria.

Cuidadísima por último la edición de "Unaria"  y muy acertadas las ilustraciones de Riki Blanco que armonizan a la perfección con los textos.

Un libro entretenido y amable, para leer despacio y disfrutar de él poco a poco.

6 comentarios:

  1. Una excelente reseña de un libro que se ve muy interesante por los microrrelatos que nos adelantaste; varios dejan pensando.
    ¡Feliz año nuevo, Marta, con un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirella. El de los microrrelatos es un género dificilísimo y muy especial. Sí que es un libro interesante. Me alegro de que te haya gustado la reseña. Un beso y Feliz Año 😉

      Eliminar
  2. Me han recordado estos micro e incluso nanorrelatos a nuestro gran Ramón Gómez de la Serna y sus Greguerías.
    ¡¡Feliz Año Nuevo, Marta!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la reseña, Marta!!! Feliz año nuevo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francesc. Me alegro de que te haya gustado. Feliz Año!

      Eliminar