viernes, 7 de diciembre de 2018

Fedra - Reseña



"El amor debería estar prohibido. Te da muy poco y te lo quita todo".

Estrenada en el pasado festival de Mérida, se representa estos días en Valencia "Fedra" bajo dirección de Luis Luque y en la adaptación que del mito hace Paco Becerra. Es ésta una Fedra diferente, inspirada al parecer en una versión del clásico griego anterior a la ahora conocida que en algún momento se perdió. Una historia con tintes muy actuales que se centra en la lucha interna de la protagonista frente a la difícil elección entre deber y sentimiento a que en un determinado momento la expone la vida. Enferma de amor, enamorada de su hijastro, ella se debate entre sincerarse y afrontar su deseo −en torno a ese deseo se articula toda la función− o mantenerse fiel a la moralidad y a los eternos y siempre implacables convencionalismos sociales.
Texto lleno de poesía y personajes muy bien definidos. Magníficos todos los actores y en especial Lolita Flores que, de un modo muy sobrio y contenido pese a lo que quizá se pudiera esperar, logra dar vida a un personaje atormentado, herido, cargado de erotismo y sentimiento. Una mujer combativa y libre que rechaza ser juzgada, que reclama respeto y defiende por encima de todo su derecho a amar sin miedo, sin culpa y en libertad.
El decorado, metafórico y muy visual, refuerza por último en todo momento y muy acertadamente (imágenes, luces, sonido) el drama que sucede en escena.

10 comentarios:

  1. Es curioso e interesante comprobar cómo las tragedias griegas, que nos pueden parecer lejanas, ya no en el tiempo sino en la forma de sentirlas, tienen su adaptación a la vida moderna sin desviarse demasiado de su enseñanza original. Y es que todos esos sentimientos tan humanos (pasión, odio, orgullo, celos, dudas existenciales, etc.) han sobrevivido el paso de los siglos y permanecen vivos en la sociedad actual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Son tremendamente actuales y teatro en estado puro. Muchísimas gracias, Josep por pasar y comentar.

      Eliminar
  2. Muy interesante Marta tu reseña y tus aportaciones en lo que sucede en el mundo del teatro. Es de los pocos espacios blogueros y literarios, que yo conozca, que dedican un espacio a las tablas y te animo a continuar en esta labor. De Lolita comentar que es una excelente e intuitiva actriz. Lo demostró en la película Rencor y lamentablemente no le han dado el espacio que merecía en el cine. Esperemos que esta obra le suponga un impulso y pueda hacer más teatro o cine próximamente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel. Es cierto que al teatro se le da poquísima visibilidad y es una pena porque se están haciendo cosas fantásticas. Muchísimas gracias por tu comentario y no sabes cuánto me alegro de que te gusten este tipo de reseñas 😉

      Eliminar
  3. A Lolita Flores la vi en algunas entrevistas cuando vino a la Argentina y me pareció una mujer interesante.
    Esos dramas no son exclusividad de las tragedias griegas, sino de la condición humana.
    Muy bien expresada tu reseña de la obra.
    Un abrazo, Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirella. Es muy buena actriz más allá de esa personalidad tan arrolladora que tiene. Me alegro mucho de que te haya gustado la reseña. Un beso.

      Eliminar
  4. Una reseña excepcional Marta! Te felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Me alegro un montón de que te haya gustado 😉

      Eliminar
  5. Oí a Lolita en una estrevista sobre la obra cuando estaba a punto de representarse en Mérida y me pareció muy interesante. Tengo muchas ganas de ir a ver una obra clásica en Mérida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale mucho la pena si tienes ocasión. Muchas gracias, Norte por pasar y comentar 😉

      Eliminar