jueves, 8 de abril de 2021

La niña duende. George Sand - Reseña

 

Quien tiene el coraje de encerrar su pena tiene mayor fuerza contra ella que quien se compadece

Recién publicada por Alba Editorial, "La niña duende" pertenece al grupo de las llamadas novelas campestres de George Sand, seudónimo de una de las escritoras (Aurore Dupin)  más comprometidas y más reconocidas del Romanticismo europeo. Una autora de quien Dostoievski llegaría a decir: «George Sand es un nombre que no tenemos derecho a olvidar, un nombre que no desaparecerá jamás».

Narrada en el tono propio de los cuentos de hadas y originalmente publicada por entregas (1848-1849), esta historia aborda la vida en un pequeño pueblo francés de dos hermanos gemelos, Landry y Sylvinet, a partir del momento en que, ya casi adolescentes, el padre envía a uno de ellos a trabajar a una granja vecina y deben entonces separarse por primera vez. El modo en que cada uno afronta la separación −con serenidad y valentía Landry; con desconsuelo y amargura Sylvinet− es el argumento central de un relato muy emocional que en todo momento contrapone bondad y altruismo a celos y rencor para mostrar las consecuencias de tales sentimientos sobre el alma humana.

Incapaz de aceptar la separación del hermano, creyéndose excluido de la nueva vida, de los nuevos amigos que hará en la granja, de los primeros amores... mortificado por no ser ya el centro de su mundo, Sylvinet irá consumiéndose poco a poco de rabia y celos, consciente de la mezquindad de sus propias emociones pero incapaz de luchar contra ellas. La intervención de una muchacha −esa niña duende a que alude el título, personaje esencial del cuento−, nieta de una curandera con fama de bruja, a quien todos en el pueblo desprecian por pobre y fea, dará un giro al curso de los acontecimientos y a la relación de los protagonistas.

Historia amable, cargada de buenos sentimientos, delicada y muy bucólica, en torno al tránsito de la infancia a la edad adulta y a la injusticia de ciertos prejuicios, salpicada brevemente por leyendas de duendes y trasgos e impregnada de melancolía.

12 comentarios:

  1. Hola, Marta.

    Me ha encantado conocer a la autora con esas llamadas noveles campestres que se sienten muy apetecibles y más en plena primavera. Por otro lado, ese aire de cuento de hadas me parece que suma mucho a tu recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia muy agradable de leer, sí. Muchas gracias, Miguel.

      Eliminar
  2. ¡Hola, Marta! Desconocía la autora, pero desde luego que tu reseña nos presenta una historia universal. El bien y el mal siempre será el Tema que nos acompañe hasta el final de los tiempos. Una novela que se ve muy agradable de leer. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David. Otro de esos clásicos olvidados que vale la pena recuperar. Sí que es una historia bonita. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Me gusta leer temáticas sobre el ambiente rural como en el libro. Aún más emocionante, el libro estaba lleno de una figura de duende ..., se convirtió en una historia mítica que existía en varios lugares reales. Gracias por la recomendación de leer este interesante libro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de George Sand y esta novela tiene muchas cosas que me gustan. Esas relaciones entre hermanos, encima gemelos, suelen dar mucho juego en literatura.
    Tomo nota.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un estilo muy del XIX y un tono de cuento que la hace muy fácil de leer. Muchas gracias, Rosa.

      Eliminar
  5. Caramba, Rosa me ha quitado las palabras, si no de la boca, sí de la mano, pues iba a decir exactamente lo mismo, empezando por el hecho de no haber leído nada de esta famosisima autora, ja,ja,ja.
    Me alegra, pues, haber podido leer tu reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí este tipo de libros me encanta pero es cierto que son algo desconocidos, así que me alegra haberte descubierto a George Sand. Muchas gracias, Josep.

      Eliminar
  6. Hola Marta, te confieso que no he leído nada de la autora (vamos a llamarla así). Conozco algún que otro título pero este no me sonaba de nada, ni siquiera en su v.o. Por lo que cuentas, podría ser una buena ocasión para estrenarme. Además, el paso hacia la edad adulta es un tema que seguro que tiene mucha enjundia. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela corta muy agradable de leer, sí que es una buena opción. Me alegra que te haya interesado, Marisa. Muchas gracias.

      Eliminar