miércoles, 10 de octubre de 2018

No tocar



Lejana sombra de un pasado que para siempre el viento se llevó
Atmósfera, luz, palabra, polvo...
Efímero instante que pasa y ya no es
Nostalgia, humo, bruma, silencio...
Notas tenues de un piano
Luz, viento, escarcha, rocío...
Arcoíris atrapados entre pompas de jabón
Soledad, espejismos, huellas, destellos...
Suave perfume del tiempo
Felicidad, fascinación, levedad, belleza...
Dolor y música de las cosas perdidas
Alma y llanto, corazones conmovidos
Dulces hadas del otoño embrujadoras y hechiceras.
Sueños fugaces...
Frágiles
Tan frágiles que el más leve roce los quiebra.



 Poema para Zenda #otoño

16 comentarios:

  1. Qué bonito, Marta.
    Está plagado de imágenes, frágiles y conmovedoras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Irene. Me alegro mucho de que te haya gustado 😘

      Eliminar
  2. Hola Marta, este texto demuestra como se puede crear magia y conmoción a través de las palabras. Un texto precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que me dices, Miguel! Muchísimas gracias.

      Eliminar
  3. Realmente Marta este poema es una belleza. Tiene un poco de todo. Pero esencialmente una delicadeza expresada a través de las imágenes que es muy difícil de lograr. Y tu lo has logrado. Gran trabajo, me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes cuánto me alegro, Néstor. Muchísimas gracias. Generosísimo tu comentario.

      Eliminar
  4. Como ponpas de jabón, las palabras son delicadas y extremadamente etéreas. Hermoso poema Marta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Norte. Muy contenta porque te haya gustado.

      Eliminar
    2. Me acabo de dar cuenta, al leer tu respuesta que se coló una errata en "pompas",... Te contesté desde el celular y ese teclado tan pequeño,... y esas letras tan pequeñas,...

      Eliminar
    3. No te preocupes, es inevitable, siempre se cuela alguna 😉

      Eliminar
  5. ¡Qué hermoso poema, Marta!
    Poco puedo decir porque desconozco la compleja teoría literaria de la poesía.
    A pesar de eso adoro los poemas porque me parece que forman la cumbre más alta de la Literatura. Me atrevo entonces a opinar con el corazón: me pareció que la enumeración por medio de sustantivos, que trazan un abanico desde la melancolía hasta le felicidad, van tan de la mano con las enunciaciones, que hay un todo que los aglutina con el tratamiento delicado de la palabra que sale de tu talento.
    Una belleza.
    Mis felicitaciones por expresar tanto con tan pocos versos.
    Ariel

    ResponderEliminar
  6. Ay, Ariel! Mil gracias. No sabes cómo me alegra lo que me dices porque, sí, la poesía a mí también me parece muy complicada y no me siento nunca demasiado segura... Precioso y generosísimo tu comentario. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta,
    Me encanta el romanticismo melancólico de tu hermoso poema. Versos bordados con alma y corazón, esos que fueron parte de la vida.
    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yessy, muchas gracias. Me alegro un montón de que te haya gustado.

      Eliminar
  8. Hola, Marta:
    Este poema tiene magia, romanticismo, sentimiento en estado puro ¡precioso! Tienes alma de poeta ;)

    ResponderEliminar