sábado, 16 de febrero de 2019

Todas las noches de un día - Reseña



"Mire esas plantas. Están prisioneras en la tierra pero su espíritu lucha"

Elegante, poética e intensa, "Todas las noches de un día", obra escrita por Alberto Conejero y dirigida por Luis Luque, es una historia de amor −dice el autor− sobre la incapacidad de amar, sobre la esperanza y la necesidad de belleza y de consuelo que al fin todos tenemos.
 En un viejo invernadero, Samuel (Carmelo Gómez), jardinero hosco y solitario a cargo del lugar, cuida sin sobresaltos de sus plantas hasta el día en que la policía llama a su puerta tratando de averiguar el paradero de Silvia (Ana Torrent), dueña de la casa, a quien nadie ha visto en mucho tiempo. Así, en forma de thriller, arranca una drama que no es más que una conversación a través del tiempo y el espacio entre dos personajes heridos por la vida y los recuerdos. Entre lo real y lo fantástico, entre el desamparo y la esperanza ("qué cosa tan terrible es la esperanza"), afloran poco a poco sentimientos, miedos, pérdidas, angustias, soledades... Saltando del presente al pasado, a medio camino entre la verdad y la mentira y en un tono muy poético y evocador, va desvelando la narración un misterio que se asoma a los más oscuros rincones del alma y mantiene el suspense de lo sucedido hasta la escena final.
Brillante la interpretación de ambos actores y acertadísima una muy simbólica escenografía capaz de crear por sí misma una atmósfera mágica e irreal, por momentos claustrofóbica, de transformar de una escena a otra la apacible belleza del invernadero en suciedad y oscuridad de tormenta y cobrar, por cuanto sugiere, la importancia de un personaje más.

18 comentarios:

  1. Me la apunto, Marta. Me encantan los actores y la trama que has dejado entrever.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El texto es muy bueno y los actores están magníficos. Muchas gracias, Chelo.

      Eliminar
  2. Parece como si nos fascinaran los recuerdos. Bonita reseña Marta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdos que a veces pesan como losas... Muchas gracias, Norte.

      Eliminar
  3. El argumento me atrae mucho y con solo dos protagonistas entiendo el mérito de su representación sobre el escenario. No es lo mismo leerlo que verlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno el texto y fantásticos los actores. Muchas gracias, Josep.

      Eliminar
  4. Gracias Marta por esta presentación tan explícita. Estaré atenta cuando la pongan en los cines de esta zona de Alicante para ir a verla. Pinta muy bien. un beso guapa.

    ResponderEliminar
  5. No había tenido noticia de esta peli hasta este momento, leyéndote, y la verdad es que lo siento. Trataré de ponerle solución :)

    Me gustan los dos actores que encarnan a los protagonistas y por lo que dices es una historia interesante y nada convencional. ¡Me la apunto! :))

    Gracias por la reseña, Marta. Siempre es gratificante hacer descubrimientos en los blogs amigos :)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia. No es cine, es teatro pero no te la pierdas si tienes ocasión. Es muy buena historia.

      Eliminar
  6. Hola Marta, si en el cine es importante la escenografía, en el teatro puede elevar o hundir una obra. En este caso, el acierto en este aspecto, los intérpretes, y lo más importante, la historia, hacen una propuesta muy atractiva. Cadenciosa reseña, me ha gustado leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta,
    No conocia esta pelicula que la verdad se ve muy interesante. Me la llevo anotada, quiza la tenga netflix. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yessy, pues no es cine, es teatro. No sé si tendrás ocasión de verla pero es una obra que vale mucho la pena 😉

      Eliminar
  8. La verdad es que con esos actores como protagonistas ha de ser formidable, sin duda. También yo había pensado que era una película, y me temo que siendo teatro se me reducen las posibilidades de poder disfrutarla, pero bueno me quedo con el dato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es más difícil pero vale mucho la pena. Gracias, Rebeca.

      Eliminar