domingo, 11 de febrero de 2018

Entre sus sueños mi esperanza



Sssshhh...
Silencio. Dejad que duerma.
 No la despertéis ¿No veis que sueña?
Miedo, soledad y tristeza a las puertas del sueño a su suerte abandonados.
 Un beso lejano en sus labios de algodón un día olvidado.
 Un recuerdo, un suspiro, una caricia, una ilusión...
 Junto al suyo, el rítmico latir de un gastado corazón.
 Una sombra del pasado, derrotada, enamorada, malherida,
entre sus sueños, dulce y pícara
cada noche se desliza.
No, no la despertéis.
De mi absurda esperanza tened compasión.
 Dejad, os lo ruego, que duerma.
Tal vez, conmigo sueña.


Imagen: Pinterest



4 comentarios:

  1. Un poema precioso, Marta. Todo es posible en los sueños, incluso la felicidad completa. ¡Dejemos que sueñe! :)

    ¡Un beso grande y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magia de un sueño... Muchísimas gracias, Julia. Un beso.

      Eliminar
  2. Otro excelente y romántico poema onírico. En el mundo mágico de los sueños todo es posible.
    Saludito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magia eterna de los sueños... Muchas gracias, Yessy.

      Eliminar